¡Todo lo que debes saber del “Juicing”(jugo terapia)!

Parte 1:

Puede que no estemos familiarizados aun con el concepto “Juicing” (jugo terapia), y pensemos que es solo otra tendencia de salud y fitness o un tipo de dieta para bajar de peso.

En realidad, es un método por el cual puedes fácilmente aumentar el consumo de nutrientes esenciales, al mismo tiempo que limpias tu cuerpo (detox) e impulsas tus esfuerzos para bajar de peso a partir del consumo de jugos de frutas y verduras crudas.

¡Incluir el juicing en tu vida es muy fácil!, solo debes crear tus propias combinaciones de frutas y verduras. Además, puedes agregar superalimentos para incrementar el valor nutricional de los jugos. En Kalter puedes encontrar muchas recetas para probar.

Beneficios del juicing:

  • Juicing es una muy buena alternativa si normalmente no comes frutas y verduras crudas.
  • El cuerpo asimila rápidamente los nutrientes de las frutas y verduras sin necesidad de proceso digestivo.
  • El resultado es muy rico, incluso puede ser que no distingas el sabor de los vegetales cuando los mezclas con tus frutas favoritas.
  • Es un proceso rápido y fácil; El jugo lo puedes llevar contigo y reemplazar una comida, sin tener que parar a comer.
  • Puedes agregar un poco de la pulpa resultante y así sumarle algo de fibra.
  • No necesitas pelar la mayoría de los ingredientes (siempre se deben lavar).
  • Los jugos prensados en frio tienen un sabor fresco y natural, que no es comparable al sabor de los jugos comerciales producidos en escala industrial.
  • Es una muy buena alternativa para entregar vitaminas y minerales a tus hijos, cuando no están acostumbrados a comer verduras crudas
  • La pulpa que queda puede ser usada para cocinar queques, galletas, etc..
  • Es una forma económica para usar las frutas y vegetales que están a punto de echarse a perder.
  • El juicing es una excelente manera de limpiar tu cuerpo de las toxinas que encontramos en alimentos procesados, pesticidas, tabaco, etc…

Al momento de preparar el jugo, te sugerimos guardar lo que no tomes preferentemente en botella/jarro de vidrio tapado, tratando de que quede el menor oxigeno posible en la botella y dejar en el refrigerador hasta por un máximo de 3 días.

Si realmente no tienes tiempo para preparar tus jugos, en el mercado existen varias marcas de jugos prensados en frío. Idealmente busca jugos que no estén pasteurizados, ni otros procesos artificiales tendientes a alargar su duración.

La mejor es buscar siempre lo más fresco y natural posible, en botella de vidrio, ya que mantiene mejor las propiedades de los ingredientes y es amigable con el medio ambiente. Una buena opción la encuentras en los Jugos MIBO

Continuará …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *